• Lanzamiento de nuestro sitio en la RED

    A partir de agosto del 2015, la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans- GAAT cuenta con un sitio oficial en la web, en el cual se podrá consultar información sobre quiénes somos y el trabajo que desarrolla nuestra organización con las personas Trans en Bogotá, Colombia. El lanzamiento de esta página web tuvo lugar el 18 de agosto en Auditorio Trementina, en el que estuvimos acompañadas de amigas, amigos, personas y organizaciones aliadas.Y como seguimos celebrando este espacio con ustedes, queremos que reciban un afectuoso saludo de bienvenida y les invitamos a que nos acompañen en esta experiencia de acercarse a las realidades de las personas Trans, desde enfoques de identidades de género diversas y derechos humanos. Read More
  • Un Grupo de Lideresas Trans que Trabajan por la Paz….

    Las Embajadoras Trans por la Paz es una apuesta de incidencia política del GAAT que surge como iniciativa de cuatro jóvenes lideresas Trans, con el fin de Incidir políticamente en la defensa de los derechos humanos de las mujeres Trans y su participación activa en la construcción de paz en Colombia, a través del fortalecimiento de capacidades de las mujeres jóvenes que hacen parte del GAAT. Read More
  • El GAAT en el “Encuentro Polifónico Mujeres y Paz”.

    El jueves 13 y viernes 14 de agosto se llevó acabo en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá el Encuentro polifónico Mujeres y paz. Read More
  • 1
  • 2
  • 3
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Con el apoyo de Fondo Lunaria, la implementación de esta estrategia comprende nuestra  formación en diferentes temas que nos han permitido comprender las dinámicas del conflicto armado colombiano y los diálogos en la Habana, así como la construcción de estrategias de incidencia política y herramientas de derechos humanos. Además, acompañamos y conocimos las historias de mujeres Trans víctimas del conflicto armado y de múltiples tipos de violencias que, aunque no están enmarcados en el conflicto, deben entenderse como parte del mismo, en un país como el nuestro donde la guerra y la violencia nos han silenciado históricamente.

Como resultado de este proceso, el grupo de lideresas hemos venido realizando una serie de “intervenciones” en diferentes escenarios de la sociedad civil, instituciones del Estado y organismos internacionales, con el propósito de posicionar nuestra agenda de apuestas y reivindicación como personas Trans e invitar a que se escuchen las voces de las personas Trans víctimas del conflicto armado y se reconozca nuestra existencia.

Debido al desconocimiento que aún se tiene sobre las personas Trans, este trabajo no ha sido fácil. En muchos casos no se logra entender que el ser Trans no es sinónimo de homosexualidad, en otros casos se estigmatizan nuestros cuerpos. Así nos lo cuenta la embajadora Trans, Stefanía Jaime Garzón: Ser Embajadora Trans por la Paz es una experiencia que no ha sido del todo fácil, ya que en los diferentes escenarios políticos y sociales, las personas que participan en ellos no reconocen ni tampoco dimensionan lo que es una mujer Trans. Esto ha complejizado en cierto punto mi participación como embajadora, ya que no solo debo dar a comprender que existen víctimas del conflicto armado que son mujeres Trans, sino también dar a comprender qué son las personas Trans”.

Pero a pesar de lo complejo que ha podido ser también nos cuenta lo fascinante que ha sido esta experiencia: “en este tiempo de trabajo, pude ver reflejada por una parte, las herramientas que he y me han ayudado a cultivar como el análisis, la participación, la visibilización entre otros, y por la otra,  la forma en que me reconozco como una sujeta política, una actora social y una unidad transformadora”. 

Como Embajadoras Trans por la Paz tenemos muchas anécdotas y experiencias, pero hoy queremos compartir una de nuestras últimas intervenciones. Recientemente fuimos invitadas por el Centro Nacional de Memoria Histórica a participar en un encuentro con diferentes líderes y lideresas LGBTI. Ahí, hicimos parte del panel de diálogo para contar cómo a través de nuestro trabajo en el GAAT, especialmente en el grupo de apoyo, hemos logrado consolidar un espacio de afecto y acompañamiento para las personas Trans, sus familias y redes, que se ha visto convertido a su vez en un escenario de construcción de memoria e historia.

Creemos y sentimos que aún tenemos mucho por hacer, este es sólo el comienzo. Cada vez que alguien nos respeta, reconoce nuestros derechos y nos trata dignamente podemos decir que nos sentimos orgullosas de ser Embajadoras